COVA DEL PARPALLÓ

La Cova del Parpalló se localiza en la vertiente sur del Montdúber, a 440 m de altitud y a unos 9 km de la línea de costa actual.

Las excavaciones arqueológicas se deben a L. Pericot y se prolongaron a lo largo de los años 1929 a 1931. La secuencia arqueológica comprende niveles del Gravetiense, Solutrense y Magdaleniense, con una potencia de unos 7,5 m.

Los materiales arqueológicos recuperados incluyen una importante colección de arte mueble, compuesta por casi seis mil plaquetas calizas grabadas y pintadas. Así mismo, el año 2001 se documentó la existencia de algunos grabados parietales, entre los que destaca un caballo.

Por la amplitud de la secuencia artística y la cantidad de piezas decoradas, Parpalló constituye un referente en el estudio del arte paleolítico mediterráneo ibérico y resulta de especial importancia para el conocimiento del arte pre-magdaleniense europeo.

 



Referencias

Villaverde, V. (1994). Arte paleolítico de la Cova del Parpalló. Estudio de la colección de plaquetas y cantos con grabados y pinturas. Diputación Provincial de Valencia, 2 vol.

Villaverde, V. (2004). Arte mueble paleolítico en el Mediterráneo occidental: contexto y diversidad regional. In La materia del lenguaje prehistórico. El arte mueble paleolítico de Cantabria en su contexto. Santader, pp. 67-84.